viernes, 7 de octubre de 2016

¿Sabías que...?

Los mantos de la Virgen del Pilar no cumplen únicamente la misión de adornar la Imagen y la Columna, sino que también se facilitan a los enfermos, como lo demuestra una solicitud fechada en 1677.

Se ceden por el tiempo que dura la gravedad de la dolencia  para que el enfermo viva de forma positiva el proceso de su enfermedad.

Pero ante la dificultad de enviar los mantos a los enfermos residentes fuera de Zaragoza se empezaron a utilizar,  a mediados del siglo XVII, las cintas con la medida de la talla de la Virgen (36,5 cm).







Las cintas pueden ser de diferentes colores, aunque el color no tiene ningún significado, y las puedes conseguir en la misma basílica del Pilar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario